Turismo

Coscomatepec guardia del Pico de Orizaba

Ubicado en las Altas Montañas, entre dos grandes barrancas, está la antesala a Citlaltépetl llamada Coscomatepec de Bravo. Es un lugar dónde se respira aire puro y su guardián, el Pico de Orizaba, crea un hilo plateado cuando se deshiela en su cascada de Alpatláhuac.

Huauchinango un pueblo lleno de azaleas

En medio de la Sierra poblana se encuentra un pueblo lleno de azaleas que al caminar por la Plaza de la Constitución te permitirá oler el delicioso aroma del cacahuate tostado; se trata de Huauchinango.

Las mujeres de largas nahuas y blusas de flores bordadas te robarán la mirada mientras venden los típicos frutos de la región.

Huasca de Ocampo pueblo al final de la montaña

En este pueblo al final de la montaña aún resuena la bonanza de viejos tiempos, cuando se edificaron varias haciendas que convirtieron al Conde de Regla el hombre más rico de su época. Ahora son parte de un escenario con bosques y barrancas, donde prismas pétreos y cascadas y presas te robarán el aliento.

Su arquitectura colonial se caracteriza por su sencillez que contrasta con su intrincada belleza natural.

Los Prismas Basálticos que se pueden ver desde los jardines de la ex hacienda son una verdadera obra de arte natural, con sus imponentes columnas geométricas de basalto ubicadas al pie de una barranca bañada por las aguas de la presa San Antonio.

Huasca de Ocampo pueblo al final de la montaña

En este pueblo al final de la montaña aún resuena la bonanza de viejos tiempos, cuando se edificaron varias haciendas que convirtieron al Conde de Regla el hombre más rico de su época. Ahora son parte de un escenario con bosques y barrancas, donde prismas pétreos y cascadas y presas te robarán el aliento.

Su arquitectura colonial se caracteriza por su sencillez que contrasta con su intrincada belleza natural.

Los Prismas Basálticos que se pueden ver desde los jardines de la ex hacienda son una verdadera obra de arte natural, con sus imponentes columnas geométricas de basalto ubicadas al pie de una barranca bañada por las aguas de la presa San Antonio.

Huamantla festín de colores enmarcado por su aire taurino #ViajemosPorMéxico

Justo cuando el primer rayo de sol se asoma por el horizonte la vegetación de Huamantla tiene un extraño brillo, es el rocío de la mañana que se evapora abriendo las puertas a un festín de colores enmarcado por su aire taurino que se combina con la veneración a la Virgen de la Caridad.

En Huamatla dónde fue encontrado el “códice de Humantla”, hecho por manos otomíes, cobran vida las fiestas más originales, coloridas y entrañables del país. La magia de este Pueblo Mágicote transforma, sólo tienes que abrir tu alma y la seducción entrará por la puerta grande la experiencia de subir la montaña, tomar pulque, dormir en una hacienda, soñar con los títeres y elaborar una alfombra de aserrín con colores tan brillantes que sugieren ser de óleo. Son experiencias que te quitarán el sueño.