PROFEPA rescata nutria y asegura cuatro loros cabeza amarilla (en peligro de extinción), en Tabasco

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) rescató una nutria o perro de agua (Lontra longicaudis), en una zona multifamiliar, y aseguró cuatro organismos de vida silvestre de la especie loro cabeza amarilla (Amazona oratrix), que eran transportados en un camión de pasajeros, en Tabasco.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) rescató una nutria o perro de agua (Lontra longicaudis), en una zona multifamiliar, y aseguró cuatro organismos de vida silvestre de la especie loro cabeza amarilla (Amazona oratrix), que eran transportados en un camión de pasajeros, en Tabasco.

         Personal de actuación de la PROFEPA en la Delegación del estado de Tabasco, atendió una denuncia telefónica realizada por vecinos de la comunidad de Villa Parrilla, en el municipio de Centro, Tabasco, en la que informaron de la aparición de una nutria (Lontra longicaudis) en un área multifamiliar.

         En coordinación con personal especializado del Parque Museo La Venta, inspectores de esta Procuraduría rescataron una hembra juvenil de nutria o perro de agua, la cual fue trasladada a las instalaciones del Parque Museo La Venta para su valoración médica y, de acuerdo a sus condiciones físicas, determinar su liberación como destino final.

         Asimismo, en coordinación con elementos de inspección Fitosanitaria de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), inspectores de esta Procuraduría aseguraron cuatro ejemplares de vida silvestre de la especie loro cabeza amarilla  (Amazona oratrix) que eran transportados de manera clandestina.

         Las aves están consideradas en la  categoría de Peligro de Extinción (P) en la norma oficial mexicana, NOM-059-SEMARNAT-2010, y se encontraban en una transportadora de animales en el porta equipajes de un camión de pasajeros de línea rural, la cual carecía de datos para identificar al posible responsable, por lo que  únicamente se  realizó  el aseguramiento precautorio de los ejemplares.

         Los organismos de vida silvestre fueron trasladados a las instalaciones de la PROFEPA, donde se determinará a qué Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) se enviará para su valoración física, clínica y de ser el caso, recibir atención médica veterinaria.

         La PROFEPA dará seguimiento a la evolución del estado de salud de los organismos, tras recibir todas las atenciones que le brinden los especialistas en su manejo en cuestión de cuidados veterinarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *