Kandinsky. Pequeños mundos en Bellas Artes

El Museo del Palacio de Bellas Artes presenta a través de más de 50 obras, una de las carreras artísticas más prolíficas y polifacéticas del siglo xx que pretende mostrar en una visión panorámica de su obra, el camino hacia la abstracción en el que el artista abandona la tradición pictórica de representación de la época, para dar paso a favorecer la “necesidad interior” y ser uno de los pioneros más importantes del arte abstracto.

La formación artística de Vasili fue un tanto atípica, sobre todo si se le compara con la de sus contemporáneos. Si bien es cierto que la afinidad hacia las artes fue algo que Kandinsky adquirió desde temprana edad, en tanto que sus padres se encargaron de que recibiera clases de piano, chelo y dibujo, no fue hasta 1895, a casi treinta años de su nacimiento que Kandinsky decidió rechazar un puesto académico con la firme intención de dedicar su vida a las artes.

Su vida artística se desenvolvió en contextos culturales muy distintos: Múnich, Moscú, Weimar, Dessau y París. El carácter diletante y el espíritu revolucionario de este abogado, economista, etnógrafo, artista, esteta y maestro le permitió tener una postura artística expansiva, lo que le facilitó asimilar gran parte del ethos de los movimientos vanguardistas que predominaban en cada una de las ciudades por las que transitó.

Organizada en cinco secciones temáticas con obras de siete colecciones internacionales, cada conjunto revela una variedad de maneras, motivos, esquemas y configuraciones que expresan las impresiones que el pintor experimentó en sus viajes por regiones y culturas que enriquecieron su paleta con tonalidades nuevas, más vivaces e intensas.

El primer núcleo temático lleva por título “Raíces rusas”, el segundo “La inundación del color”, el tercero se titula “Sinfonías de Moscú”, el cuarto “Abstracción geométrica” y el quinto “Microcosmos”. Al abordar estas temáticas se busca generar un robusto contexto historiográfico para que el público mexicano pueda comprender las transformaciones sociales y los contextos culturales que influenciaron la siempre cambiante y siempre expansiva poética del artista.

Esta muestra cuenta con piezas de The State Tretyakov Gallery, The Pushkin State Museum of Fine Arts, el Centre Georges Pompidou de París, The Solomon R. Guggenheim, el Metropolitan Museum of Art de Nueva York y Los Angeles County Museum of Art, entre otros.

Además se incluirán herramientas de mediación como una línea del tiempo; un facsimilar y glosario ilustrado: Versos sin palabras, que es la reproducción de las trece xilografías de la publicación de 1903; videos musicales en los cuales se resaltará la relación que el artista tuvo con la música y con algunos compositores contemporáneos; videos narrativos que expliquen el contexto del artista así como infografías y cédulas ilustradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *